Carrito

Blog

“Estar detrás de Teresa me permite vivir situaciones muy literarias”

Sergio de la Marta. Teresa di Lamargo. Entrevista 360 Grados libros
“El encanto de la escritura de microrrelatos es lograr que el texto tenga la capacidad de generar en el lector una serie de sensaciones”

Se define como “fontanero de la información” en Twitter, pero nosotros preferimos citar al periodista Sergio de la Marta (@sergiodelamarta) como “maestro del camuflaje”. Y seguramente no le venga de nuevas, ya que este profesional de la comunicación y gestor de programas de televisión se esconde tras el pseudónimo de Teresa di Lamargo (@teresadilamargo) para desarrollar su faceta como escritor de micronovelas. Su neonato: 140 #cientocuarenta.

¿Cómo definirías el periodismo en pocas líneas?

En cualquier otro momento habría hablado de objetividad, veracidad, respeto a las fuentes. Hoy en día creo que el periodismo es el esfuerzo épico de los periodistas para sortear los intereses de empresarios y empresas que pagan sus nóminas y poder contar lo que sucede.

¿Cuáles son las claves para desarrollar la gestión de programas de televisión de forma eficiente y con calidad?

Lo esencial en el diseño, desarrollo y puesta en antena de un programa es tener siempre muy presente a los espectadores a los que va dirigido. También hay que tener en cuenta si se trata de un medio público o de una empresa privada, ya que el primero tiene unas obligaciones y unos objetivos muy diferentes al segundo. En cualquier caso, suele funcionar bastante bien el sentido común.

¿Qué han supuesto Internet y las redes sociales para la mejora y evolución del periodismo y de la comunicación?

Quizá las dos grandes virtudes de Internet y las redes sociales aplicadas al periodismo son la inmediatez y el alcance masivo de los contenidos que se difunden a través de ellas. El problema es que también son sus dos grandes defectos cuando la información no se trata con criterios periodísticos.

¿Cuál es el encanto de la escritura de microrrelatos?

En mi caso es asumir el reto de encerrar una historia en apenas unas palabras y lograr que ese texto tenga la capacidad de generar en el lector una serie de sensaciones, que le agite, que le mueva y le conmueva.

¿Qué tienen de las Greguerías de Gómez de la Serna y del Haiku japonés?
De las greguerías toman la esencia del relato mínimo, la capacidad de reflejar el costumbrismo que vivimos en nuestro día a día en poco más de una frase. Y del haiku japonés, las referencias a la naturaleza, a lo onírico y al paso del tiempo.

¿Se hace complicado completar una historia con introducción, desarrollo y desenlace en tan poco espacio? ¿Cómo se logra sin dejarse nada en el tintero?
En mi caso lo más complejo, sea cual sea la extensión del texto, es encontrar la idea en torno a la que se estructura la historia. Puede partir de una frase, de una situación, de una sensación, pero debe tener algo más que, después de pulirla y trabajarla, te permita lograr una gran historia con el menor número de palabras posible.

140 #cientocuarenta es un claro ejemplo de la capacidad que tiene Twitter para comunicar desde información y opinión hasta ficción. ¿Cómo fue el proceso de creación de este libro?
Todo ha sido un proceso muy lineal dentro del entorno online. Los primeros tuits se publicaron hace unos años en la cuenta @teresadilamargo. Posteriormente empecé a recopilar tanto estos textos como otros relatos, microrrelatos y proyectos literarios más amplios en el blog micronovelas.com. Y finalmente me decidí a seleccionar los mejores y publicarlos en formato digital a través de Amazon.

Muchas mujeres hace cerca de dos siglos utilizaban pseudónimos masculinos para poder publicar en prensa. Tú haces lo contrario en la actualidad. ¿Qué te llevó a ser Teresa di Lamargo en lo digital?
Teresa di Lamargo se compone de las mismas letras que Sergio de la Marta. Al principio, la selección del nombre fue algo tan prosaico como eso, pero tengo que reconocer que estar detrás de Teresa todos estos años me permite vivir situaciones muy literarias. Además, al escribir me ha ayudado a entender y dibujar mejor a los personajes femeninos de mis textos.

¿Cuál es el panorama actual del mundo editorial enfocado a los libros periodísticos o de ficción escritos por periodistas? ¿Reciben interés?
Los libros cuya temática es el periodismo en sí creo que tienen su mercado muy limitado al consumo profesional. Los periodistas tendemos a ser muy endogámicos en este aspecto. Por otra parte, los libros firmados por periodistas (tanto ficción, como actualidad, biográficos, etc.) sí que despiertan un gran interés en el mercado y, por lo tanto, en el ámbito editorial.

¿Cuál es el último libro sobre periodismo o escrito por un periodista que has leído? ¿Cuál recomendarías?
El último que he leído ha sido Memorias Líquidas, de Enric González, un libro más que recomendable. Tanto como Los Últimos Españoles de Mauthausen, firmado por Carlos Hernández de Miguel. Sin duda, dos grandes autores y dos grandes obras.