Carrito

Blog

Góngora y Quevedo reviven en Twitter su enemistad

Su obra ha llegado hasta nuestros días englobada en lo que se ha llamado el Siglo de Oro de las letras españolas. Cervantes, Lope de Vega, Góngora o Quevedo son algunos de los autores que han marcado un antes y un después en la literatura. Ahora, en pleno siglo XXI, las redes sociales tampoco se han olvidado de estas figuras. Hay quien se aventura a reescribir el Quijote en miles de tuits, otros se han agarrado a enemistades históricas como la de Góngora y Quevedo para arrancar una sonrisa a sus seguidores.

Hagamos un repaso. Luis de Góngora y Argote (1561-1627) fue el precursor del culteranismo. Su antagonista, Francisco Gómez de Quevedo Villegas (1580-1645), reconocido como el adalid del conceptismo. Entre ambos surgió una ‘guerra’ cuyo origen nadie sabe a ciencia cierta.

Góngora ya había escrito sus primeros versos cuando nació Quevedo y los dos coincidieron en fijar su residencia en Valladolid a la sombra de la Corte. Allí la rivalidad se enquistó. Según recogen los escritos de la época, Góngora llamó a Quevedo “patán ignorante” y se refería a él como “Francisco de Quebebo”. Quevedo no se quedó corto y le tildó de “homosexual” y “judío”. Hoy aquella rivalidad se revive a diario en Twitter en forma de sátira.

Quevedo 2.0 y Góngora 2.0 se lanzan continuos dardos en esta red social. A veces con un humor más acertado que otra, todo es cierto.

@QuebeboVillegas (el nick de Quevedo) se presenta como “tuitstar en el Siglo de Oro. Broté cojito y miope pero con mucha labia. Poesía, humor, sátira. No me la gana ser serio. Bloqueado por Góngora desde 1605″. Por su parte @Gongora_Revixit (el nick de Góngora) se califica como “precursor nato. Regresé pensando que el siglo XXI sabría valorarme. Todo es culpa de Quevedo, él puso de moda la chabacanería y la ignorancia”.  

Además de Quevedo y Góngora, otros autores como Federico García Lorca o Lope de Vega también ‘tienen’ su cuenta de Twitter y desde hace meses Diego Buendía comparte cada hora un tuit con un fragmento de El Quijote. Su reto es contarlo en 17.000 mensajes y terminar el próximo 22 de abril, día en el que se cumplirá el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. En definitiva, las mejores plumas españolas han recobrado vida en Twitter.